Mejorando las pestañas

Las pestañas son unas grandes desconocidas para la mayor parte de los médicos. De hecho, en muchas ocasiones son los propios pacientes (prácticamente en su totalidad mujeres) las que están mejor informados de su estado. Sin embargo, considero que las pestañas son una parte fundamental de la estética facial y requieren su adecuada consideración para su mejoría.


¿Qué son las pestañas?


Las pestañas son folículos pilosos que se encuentran situados en los márgenes libres de los párpados. Además de su evidente función social y estética, las pestañas tienen otra función fundamental: protegen el globo ocular frente a partículas que pudieran entrar. Por esta razón, muchas veces las personas con menor número de pestañas o de bajo tamaño se quejan de que a veces sufre irritaciones en sus ojos.

Las características de las pestañas son muy interesantes, ya que muestran diferencias notables con el resto de los pelos del cuerpo. Son los pelos más pigmentados de todo el organismo y, de hecho, es muy raro encontrar canas en las pestañas hasta una edad avanzada. Además, son también uno de los pelos más gruesos de nuestro cuerpo. Habitualmente encontramos unas 100-150 pestañas en cada párpado superior, estando curvadas hacia arriba. En contra partida, en el párpado inferior hay menos pestañas y están curvadas hacia abajo. Aproximadamente crecen una media de 1 mm cada semana, con una longitud máxima habitual de unos 7 a 12 mm.

A diferencia de la fase de crecimiento (anágen) de los pelos del cuero cabelludo, la fase de crecimiento de las pestañas es muy corta. Esto tiene una ventaja fundamental, cunado tratamos las pestañas podemos encontrar mejorías ya desde el primer a tercer mes de tratamiento (a diferencia de los 4-6 meses que requiere para el cuero cabelludo).


Los tratamientos para hacer crecer las pestañas son muy rápidos.

¿Mis pestañas están sanas o enfermas?


Antes de iniciar cualquier tratamiento o procedimiento para mejorar las pestañas es muy importante saber si le ocurre algo a nuestras pestañas. No tiene nada que ver que desarrollemos una caída de pestañas, que tengamos una alopecia areata, que nuestras pestañas sean cada vez menos gruesas pero sin caída, que siempre hayamos tenido pestañas finas y cortas…

¿Y por qué es importante hacer un diagnóstico médico? Porque cada problema tiene un tratamiento distinto que puede ser cosmético, médico o quirúrgico.



Paciente con intradermización de pestaña en el párpado superior. En ocasiones, el exceso de manipulación cosmético puede desviar la dirección de los folículos.


Mis pestañas están enfermas ¿qué puedo hacer?


En mi experiencia hay 4 causas fundamentales de alteración de las pestañas por enfermedad:

· Alopecia areata

· Alopecia frontal fibrosante

· Alopecia por quimioterapia

· Dermatitis / Meibomitis crónica

Cada una de estas enfermedades tiene un tratamiento distinto y por eso requiere un diagnóstico previo.


Mis pestañas están sanas pero quiero mejorarlas ¿qué puedo hacer?


Las pestañas largas y gruesas son un símbolo de belleza y feminidad en nuestra sociedad actual. La pérdida de estas características se puede asociar en ocasiones en una gran intranquilidad estética para la persona que las sufre. De hecho, desde hace siglos, las personas han utilizado una gran cantidad de métodos para realzar sus pestañas.



Esta paciente utiliza prostaglandinas tópicas para mejorar el grosor, longitud y color de sus pestañas.


Actualmente las alternativas presentes para mejorar el aspecto estético de las pestañas son varias. La más antigua de ellas es la máscara de pestañas, que suelen ser resinas, pigmentos o ceras que buscan dar el aspecto de unas pestañas más gruesas, largas y negras. Este efecto es obviamente temporal y susceptible a los borramientos impredecibles. Otra opción es utilizar pestañas artificiales o extensiones de pestañas que habitualmente se mantienen durante días o semanas. Dado que se pegan a los párpados utilizados adhesivos similares a metacrilatos y se retiran con solventes, no es raro que produzcan alergias con su uso habitual.


Con la edad, perdemos pestañas

A pesar que es un cambio normal por la edad, nuestras pestañas empeoran:

· Se reduce su pigmentación

· Se reduce su longitud

· Se reduce su grosor

Además, hay personas que genéticamente tienen pestañas muy finas y cortas desde nacimiento. Habitualmente esas personas buscan una mejoría de sus pestañas.



Los pacientes con poca densidad de pestañas mejorar con tratamiento.


Disponemos desde hace pocos años de tratamientos que estimulan su crecimiento y grosor. Como he comentado antes, los pelos de las pestañas no son iguales a los del cuero cabelludo y, por tanto, responden a otros tratamientos.


Por ejemplo, los tratamientos que actúan sobre la fase de crecimiento del pelo (la fase anágena) tienen efectos mucho más rápidos y visibles que en el cuero cabelludo. En general, estos tratamientos están basados en prostamidas tópicas, que han demostrado hacer crecer en longitud y grosor las pestañas. Otros tratamientos novedosos para las pestañas son formulaciones especiales de minoxidil, infiltraciones locales y uso de plasma rico en plaquetas.


Por último, en ocasiones podemos plantear realizar un trasplante de pestañas.


#pestañas #eyelash #prostaglandinas

786 views

Consulta

El Dr. Óscar Muñoz pasa consulta privada especializada en Madrid, en el Grupo de Dermatología Pedro Jaén en la Unidad de Tricología.

Teléfono

914 31 78 61

Mail

Horario

Jueves 09:30 - 20:00

Viernes 16:00 - 20:00

©2019 Dr. Óscar Muñoz Moreno-Arrones

Dermatología y Tricología

droscarmunoz